Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Viernes Santo – Blog Astrocentro

    En Viernes santo Los cristianos recuerdan el juicio, la pasión, la crucifixión, la muerte y el entierro de Jesucristo con muchos ritos religiosos. Tiene lugar el viernes antes de Pascua y pertenece al Triduo Pascual, el período más importante del año litúrgico. Es el único día en que no hay celebración de la Eucaristía.

    Sin embargo, hay una celebración diferente, de acuerdo con las reglas litúrgicas del Viernes Santo y Sábado Santo. El crucifijo arrodillado debe ser venerado. La celebración del Viernes Santo se realiza con mucha oración y silencio, para reflexionar sobre lo que le sucedió a Jesús.

    ¿Qué pasa el Viernes Santo?

    Por lo general, después de la oración, muchas familias se reúnen para almorzar donde sirven pescado y verduras, ya que ese día no se come carne roja como penitencia. El bacalao terminó convirtiéndose en la estrella de la comida, acompañado de papas.

    Actualmente, en algunas ciudades, hay representaciones artísticas de cómo fueron los últimos momentos de la vida de Jesucristo, su juicio, condena, crucifixión, muerte, sepultura y resurrección del “mundo de los muertos”. Una de las presentaciones más conocidas tiene lugar en Madre de Deus, en Pernambuco, que recibe celebridades para representar a los personajes. Fiuk, Bianca Rinaldi, Grazi Massafera y otras celebridades ya formaban parte del elenco.

    Vea también:

    Algunas personas creen que Jesús murió a las 3 de la tarde, por lo que dicen que si te callas a esa hora el Viernes Santo, notarás que la naturaleza también está en silencio. Las aves dejan de cantar, los perros no ladran y el viento da un respiro. Por supuesto, esto es solo superstición, pero tiene un simbolismo muy fuerte, ya que el silencio y la reflexión son muy importantes.

    La celebración de ese día tiene como objetivo mostrar a los cristianos la importancia de seguir el amor que Jesucristo enseñó y dejó como herencia a sus hermanos, ya que todos somos hijos de Dios. Sufrió y murió para salvarnos, y muchas personas se olvidan de estos sacrificios.

    Entonces, tomemos esta fecha para reflexionar sobre si estamos siguiendo las enseñanzas que nos dejó. Con humildad, obediencia y especialmente amor por los demás, todos podemos convertir el Viernes Santo en un día para mejorar las relaciones y vivir mejor en comunidad.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *