Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Una pregunta que no quiere permanecer en silencio: después de todo, ¿el incienso es malo para su salud?

    Muchas personas conocen los beneficios de encender un incienso de vez en cuando. Purifican el medio ambiente, atraen energía positiva, equilibran el cuerpo y la mente e incluso camuflan los malos olores que pueden estar en el aire. Sin embargo, algunas personas se preguntan si el el incienso es malo para tu salud, principalmente por el humo.

    Hay algunas controversias. Mientras que los partidarios dicen que el incienso no daña la salud, algunos médicos dicen que es importante tener cuidado al respecto.

    Para ellos, especialmente las personas alérgicas deben evitar el incienso, ya que los aromas y el humo pueden irritar la mucosa nasal y provocar rinitis, asma, bronquitis y picazón en los ojos y la garganta. Los niños y los ancianos son más propensos a las alergias, por lo que deben evitar la práctica o mantenerse a cierta distancia del humo.

    La investigación realizada en los Estados Unidos y Dinamarca ha demostrado que algunas varillas de incienso liberan una gran cantidad de benceno y otras sustancias tóxicas cuando se encienden, lo que puede conducir a algunos tipos de cáncer en el sistema respiratorio, dependiendo de la intensidad y la duración del uso.

    ¿Cómo usar el incienso sin ser dañado?

    No todo esta perdido. Tu puedes encender un incienso de vez en cuando sin preocupaciones, solo tome algunas precauciones:

    • Busque incienso 100% natural, que no contenga ingredientes derivados del aceite y compre marcas reguladas por ANVISA.
    • Evite las marcas y olores que producen mucho humo, lo que causa irritación y alergia.
    • Cuidado con la inmunidad. Si tiene gripe, vive en una ciudad muy contaminada o tiene frío, evite el incienso. La baja inmunidad al humo puede causar alergias e irritación.
    • No encienda incienso en habitaciones cerradas y habitaciones pequeñas. Busque un lugar abierto, cerca de una ventana y donde haya circulación de aire.
    • No encienda varitas de incienso todo el día. Elija solo los mejores momentos y no se acerque demasiado al humo.
    • Si es muy alérgico, evite las varitas de incienso. En su lugar, elija velas perfumadas, que tienen una fragancia más suave y no irritan tanto.

    ¿Vio cómo es posible beneficiarse del incienso sin que perjudiquen su salud? Si aún tiene dudas, hable con su médico y vea si la práctica está indicada o qué alternativas sugiere. Lo importante es buscar la paz interior y el equilibrio, siempre.

    Lea también:

    Aprende simpatía para abrir las puertas del empleo

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *