Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Saturno en Géminis: el planeta que te trae lógica e inestabilidad

    Saturno puede dar forma a la vida cotidiana, dándole forma y estructura. Es uno de los planetas sociales, junto con Júpiter, pero frío y seco, que controla todo lo que puede paralizar y congelar, por ejemplo: muerte, frío, envejecimiento y miedo. Al permanecer más tiempo en los signos, Saturno tiene una mayor influencia. Por lo tanto, cuando en su Carta Astral el resultado es Saturno en Géminis, muestra que es a través de este signo que manejas tus límites de responsabilidades. El gran planeta considerado ‘malvado’ tiene una gran importancia en la carta natal. ¡Compruébalo!

    Particularidades de quién posee Saturno en Géminis

    Quien tiene Géminis en cualquier parte de la Carta Astral se caracteriza por ser versátil, sociable, comunicativo y tiene un gran poder de persuasión. Son inquietos, sociables y extremadamente curiosos. Se adaptan a cualquier entorno y personas, y tardan más en madurar. A menudo son indiscretos e inestables. Son fáciles de aprender y enseñar y, además, son felices, pero se aburren fácilmente en situaciones tediosas.

    Saturno en Géminis aporta más practicidad, haciendo que el nativo bajo este aspecto esté más apegado al razonamiento lógico. De esta manera, pueden resolver problemas más fácilmente.

    Con Saturno en Géminis, la persona tiende a ser más observadora y tiene un mayor poder para capturar cosas. La planificación y la organización también sobresalen cuando tienes este puesto. Del mismo modo, la dispersión puede afectar al nativo de esta posición en caso de dudas recurrentes.

    Saturno en Géminis en el campo profesional

    Reto mental Esto es lo que generalmente mueve a estos nativos en el trabajo. Las áreas de escritura y comunicación también los atraen. De hecho, este desafío también es ‘codiciado’ en situaciones de ocio.

    Por otro lado, si Saturno está mal aspectado, afectará al nativo de manera negativa, principalmente en su combinación. El vocabulario deficiente y la tartamudez pueden ser una indicación de esto. Otra característica impactada negativamente es en relación con la versatilidad que generalmente presenta el Geminian, teniendo dificultades para adaptarse a una nueva situación.

    Las personas con Saturno en Géminis, intelectualmente bien resueltas, comunicándose bien, con una base e ideas concisas, tienden a lograr el éxito.

    La necesidad de ser reconocido

    Saturno en Géminis muestra un lado que busca incansablemente ser reconocido. Intentan dar lo mejor de sí para que se note su inteligencia, flexibilidad y alta adaptabilidad. Gran parte de esto, la dedicación a los estudios, a aprender cosas nuevas y la capacidad de absorber contenido hacen de este nativo un verdadero aprendiz.

    La gran pregunta que queda en la mente de Géminis es si saben lo suficiente. Y a menudo la respuesta será: “¡No lo sé!”. Los nativos con Saturno en Géminis necesitan sentirse inteligentes. Por lo tanto, es común tener todo bien decorado, incluso antes de que se apruebe, porque no soportaría cometer errores y ser considerado un ignorante.

    Pero esto puede tener el efecto contrario y la persona puede estar totalmente paralizada precisamente por el temor de no poder responder ninguna pregunta. La locura por querer saber más que los demás, a menudo entrometerse donde no te llaman, puede terminar dañando tu popularidad. Es bueno estar al tanto de esto.

    Aprendizaje que nunca termina para aquellos que tienen Saturno en Géminis

    Quien nace con Saturno en Géminis necesita un aprendizaje constante, bajo el dolor de sentirse intelectualmente vacío. Cuando están estancados en relación con el aprendizaje, los Géminis tienden a perderse un poco.

    Para ellos, es esencial estar siempre aprendiendo algo, por banal que sea. Los que tienen Saturno en Géminis piensan que el respeto solo vendrá si saben todo lo posible.

    Tratan muy mal las situaciones que no entienden y se cobran demasiado por ello. En tales casos, incluso algunas falacias son capaces de liberar, pero este tipo de acción no es habitual y común. Tanto es así que, con madurez, estas actitudes desaparecen de la personalidad de Géminis, quien, por temor a ser interrogado, siente la necesidad de mejorar cada vez más.

    Y hablando de miedo …

    Quien tiene Saturno en Géminis está extremadamente aterrorizado de que las cosas no cambien o de que no puedan adaptarse a una determinada situación. La versatilidad y la mutabilidad son motivo de orgullo para los nativos de este signo, pero también temen que esto no acompañe a ningún cambio.

    Esta es una de las razones para los nativos del Sol en Géminis. probarse a sí mismos todo el tiempo, en busca de exceder cualquier límite que vean por delante. Temen que en el momento ‘H’ no tengan éxito.

    Rutina? Quién posee Saturno en Géminis no lo sabe

    Como alguien que tiene Saturno en Géminis está constantemente en movimiento, buscando mutaciones, les resulta muy difícil cuando se trata de estabilidad o cuando su vida se vuelve rutina.

    Es en ese momento que la ansiedad entra en escena y puede desperdiciar todo. Esto también es cierto para el campo del amor. Para superar este miedo al compromiso y al compromiso a largo plazo, deberá aprender a controlar sus impulsos de cambio.

    Ahora que conoces las influencias de Saturno en Géminis, también echa un vistazo a:

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *