Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Salmo para protección: mira cómo deshacerte de la envidia del enemigo

    Uno salmo para protección, como los otros salmos, consiste en un poema religioso que forma parte del “Libro de los Salmos” que forma parte de la Biblia, y está ubicado entre los antiguos y nuevos testamentos.

    Desde que comenzaron a escribirse hasta hoy, a los salmos se les da el poder de trabajar realmente en nuestras vidas. Pero para esto, el salmo de protección se debe recitar o cantar con gran fe y en voz alta todos los días, si es posible varias veces al día.

    Pero para que el Salmo de Protección funcione en tu vida, ¡también debes hacer tu parte! Además de creer, debes ser consciente de tus acciones y de las personas que eliges estar a tu alrededor.

    Algunos ejemplos de salmo para protección

    Salmo 07 – Protección contra la envidia y los enemigos.
    “Señor Dios mío, confío en ti; sálvame de todos los que me persiguen y líbrame; No sea que me arrebata el alma, como un león, y la destroza, sin que nadie la libere.

    Salmo 42 – Para protección y tranquilidad
    “Le diré a Dios, mi roca: ¿Por qué me has olvidado? ¿Por qué me lamento por la opresión del enemigo? Con una herida mortal en mis huesos, mis adversarios me afligen, cuando me dicen todos los días: ¿Dónde está tu Dios? ¿Por qué estás abatido, oh alma mía, y por qué estás preocupado por mí? Espera en Dios, porque aún lo alabaré, quien es la salvación de mi rostro y mi Dios. “

    Salmo 59 – Para protegerte de todo
    “Líbrame, Dios mío, de mis enemigos, defiéndeme de los que se levantan contra mí. Líbrame de los que practican la iniquidad, y sálvame de los hombres sedientos de sangre “.

    Salmo 91 – Fuerza y ​​protección
    “El que habita en el escondite del Altísimo, a la sombra del Todopoderoso, descansará. Diré del Señor: Él es mi Dios, mi refugio, mi fuerza, y confiaré en él. Porque él te librará de la trampa del pájaro y de la plaga perniciosa. Él te cubrirá con sus plumas, y bajo sus alas confiarás; tu verdad será tu escudo y escudo. “

    Salmo 139 – Para rodearte de la protección divina
    “Búscame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; mira si hay un camino perverso en mí y guíame por el camino eterno. “

    Salmo 140: pedirle protección a Dios
    “¡Oh Señor Dios, protégeme del poder de los impíos! Deshágase de los hombres violentos, aquellos que intentan hacerme caer en desgracia. “

    Cree en el poder de salmo para protección y él te protegerá a ti y a tu familia, asegúrate de recitarlo o cantarlo por ningún día y cuando lo recites, hazlo con gran fe y con todo tu corazón.

    Además del Salmo de Protección, descubra otras lecturas inspiradoras:

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *