Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Salmo 28: una oración perfecta para calmar el alma y calmar el corazón

    Los salmos son oraciones que se activan realmente cuando se rezan en voz alta, como si estuviéramos hablando con alguien. Entonces, cuando diga un salmo para calmarse, trate de aislarse en un lugar tranquilo y reservado, lo que ayuda a su concentración, y no olvide agradecer de antemano por la gracia lograda

    Separamos uno salmo para calmar muy especial para ti, que es el Salmo 28. Mira el Salmo resumido y una breve explicación a continuación.

    ¿Se te acaba el tiempo? ¡Escucha la narración del salmo para calmarte que hemos preparado para ti!

    Vea también nuestro artículo sobre el Salmo de la prosperidad plena y verdadera.

    Salmo 28: para calmar el espíritu y dar gracias al Señor

    “Te clamaré por calma, Señor; no te quedes callado conmigo; deja que no suceda, cuando te callas conmigo, que me parezca a los que descienden al abismo; Escucha la voz de mis ruegos, tranquilízame cuando levantes mis manos hacia tu sagrado oráculo; No me arrastres con los malvados y con los que practican la iniquidad, que hablan paz a sus vecinos, pero tienen maldad en sus corazones; Bendito sea el Señor, porque escuchó la voz de mis súplicas; El Señor es mi fuerza y ​​mi escudo, el Señor es la fuerza de su pueblo y la fuerza salvadora de su ungido; Salva a tu pueblo y bendice tu herencia; los calma y los exalta para siempre “.

    Comprender el Salmo 28: cómo te ayuda a mantener la calma en momentos de necesidad

    Justo al comienzo del salmo, Dios es invocado, grita para ser escuchado y viene a calmar nuestras ansiedades y preocupaciones. Dios casi siempre nos responde en silencio, pero a veces nos calma en medio de un silencio sin respuesta.

    Cuando no damos más detalles sobre esta situación, tenemos miedo, por eso se mencionan “aquellos que ya han descendido al abismo”. Lo que se espera de este salmo para calmarse es que Dios nos proteja del mal de aquellos con malos sentimientos, que son mencionados como impíos (personas en contra y que no respetan ningún tipo de religión).

    Otra enseñanza contenida en este salmo para calmarse es que, además de orar por nosotros, siempre podemos orar por quienes nos rodean: “salva a tu pueblo y bendice tu herencia; calmarlos y exaltarlos para siempre “.

    Y como se mencionó al principio del artículo, siempre es importante mostrar gratitud a Dios, y en el Salmo 28 no es diferente: “Bendito sea el Señor, porque escuchó la voz de mis súplicas, el Señor es mi fuerza y ​​mi escudo”.

    ¿Estás celebrando un cumpleaños o te gustaría rezar por alguien que sí lo es? Conoce el salmo de las bendiciones para cumpleaños.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *