Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Salmo 111: el salmo del amor verdadero y las promesas de Dios

    Salmos de David es un libro con textos escritos en forma de canciones en alabanza a Dios. Llenos de sabiduría y expresividad, los salmos fueron escritos por David en momentos de victoria, angustia, miedo, acción de gracias y felicidad. Expresan la lealtad de David a Dios en cualquier circunstancia de su vida, ya que su fe nunca fue sacudida.

    Los salmos de David anuncian el amor de Dios

    El amor de Dios por nosotros es inmenso y, por lo tanto, no puede ser entendido por nuestras mentes. El Creador del Universo gobierna todo por el bien de los que lo aman y de los que se aman a sí mismos, así que pide algo con fe y, si te va a hacer feliz y verdaderamente feliz, se te concederá tu deseo.

    Lee el salmo del amor y atrae sentimientos buenos y sinceros

    Incluso atraer un gran y verdadero amor es posible a través de la fe, esta increíble convicción y confianza en algo más grande que es capaz de mover montañas.

    A continuación separamos un hermoso salmo del amor de David acerca de la alabanza y adoración a Dios y su lealtad hacia nosotros, porque su palabra nunca falla. Lea este salmo todas las mañanas y practique la fe en su vida todos los días:

    Salmo 111: el salmo del amor

    1. Alabado sea el Señor. De todo corazón daré gracias al Señor, en el consejo de los rectos y en la congregación.
    2. Grandes son las obras del Señor, y deben ser estudiadas por todos los que se deleitan en ellas.
    3. Hay gloria y majestad en su obra; y su justicia permanece para siempre.
    4. Hizo sus maravillas memorables; compasivo y misericordioso es el Señor.
    5. Da comida a quienes la temen; recuerda siempre tu pacto.
    6. Mostró a su pueblo el poder de sus obras, dándoles la herencia de las naciones.
    7. Las obras de tus manos son verdad y justicia; fieles son todos sus preceptos;
    8. Firmado son por los siglos de los siglos; se hacen en verdad y justicia.
    9. Envió la redención a su pueblo; siempre ordenó su pacto; Santo e impresionante es su nombre.
    10. El temor del Señor es el comienzo de la sabiduría; todos los que guardan sus preceptos tienen un buen entendimiento; su alabanza perdura para siempre.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *