Entradas recientes

Oración de curación para recuperar su salud rápidamente

La oración curativa complementa la medicina masculina. Al orar, su necesidad se hace aún más fuerte para Dios, quien encontrará la mejor manera de curarlo.

Esta cura puede venir a través de la referencia de un mejor médico, por ejemplo. En algunos casos, puede surgir del descubrimiento de un nuevo tratamiento o medicamento. La cura incluso puede venir a través de un milagro.

Sin embargo, para que esto suceda, es necesario realizar la oración de curación con todas sus fuerzas y permanecer siempre firme en la fe de que podrá salir de esta condición. El optimismo es la mejor arma contra cualquier enfermedad.

Aunque los médicos ya han abierto sus ojos a las pequeñas posibilidades de curación, Nada es imposible para Dios.

Con la oración curativa puedes tener tu milagro y deshacerte de la enfermedad que te hace sufrir tanto.

Además de la Salmo 133 y el Arcángel Rafael oración, que ya hemos mostrado aquí, hay otras poderosas oraciones curativas. Vea abajo.

Oración por la salud

“Señor Padre, eres el médico divino. Tú das vida y vida plena a quienes te buscan.

Por lo tanto, hoy, Señor, de una manera especial, quiero pedir la cura de todo tipo de enfermedades, especialmente la que me afecta en este momento.

Sé que no quieres el mal, no quieres la enfermedad que es la ausencia de salud, porque eres el Sumo Bem.

Funciona en mí una curación espiritual profunda y, si es Tu voluntad, también una curación física.

¡Que sea operado directamente por la poderosa acción de Tu Espíritu Santo o por medio del médico y las medicinas!

Aumenta mi fe en Tu Poder, Señor, y en el Amor infinito que tienes por mí. Aumenta mi fe, Señor, que a veces está tan debilitado.

Creo en Tu poder sanador, Dios mío, y ya te agradezco humildemente por todo el trabajo que estás haciendo en mi corazón y cuerpo, en este momento. ¡Amén, que así sea!

Oración curativa de la enfermedad

“Señor, dame salud para mi cuerpo y puedo cooperar con una vida disciplinada para que sea digna de tu ayuda.

Señor, por honrarte e informarte gracias y alabanzas, cuánto me enriqueces, nunca dejándome carecer de lo que necesito, coronando todos los viajes que no siempre son fáciles.

Cuando te alabo por tanta bondad, te doy gracias, Señor, no solo con palabras, sino sobre todo con una vida de santidad.

Tú que castigas a los que amas, como el padre que castiga al hijo rebelde que atesora, te agradezco por todos los momentos que sufrí al sentir tu mano caer sobre mí, pero siempre tan llena de misericordia.

¡Cuánto aprendí y aprendí de ti, mi Padre!

Nada puede igualar tu amor.

Gracias Señor.

Sus caminos están sembrados con muchas renuncias, pero solo aquellos que los atraviesan pueden sentir sus delicias únicas ”.

Potente oración curativa

“Señor Jesús, creo que has resucitado y vivo. Creo que estás presente en el sacramento del altar para alimentarme; Creo que respondes las oraciones de todos los que te buscan con el corazón. Te adoro y te alabo. Te agradezco, Señor, por venir por el amor de nosotros los humanos.

Para ti nadie es olvidado, eres la plenitud de mi vida, para ti somos perdonados, con tu ayuda me visitan por la paz y la salud. Con tu poder, renuévame. Bendice mis necesidades y ten compasión de mí.

Cúrame, Señor Jesús. Cura mi espíritu, con victoria sobre el pecado. Cura mis emociones, cierra las heridas causadas por mis heridas, odios, frustraciones o rencores.

Cura mi cuerpo, devolviéndome mi salud física.

Hoy, Señor, te presento las enfermedades que sufro: (di tu enfermedad en voz alta) y te pido que me liberes por completo, como con aquellos que te buscaron cuando estabas en nuestro planeta tierra.

Creo que la Palabra promete: ‘Él mismo llevó nuestros pecados al árbol en su cuerpo, para que muriéramos a los pecados y viviéramos por la justicia; por tus heridas has sido curado «. (1 Pdr 2,24).

Confío en tu amor por mí, e incluso si no es el resultado de mis súplicas, confirmo con fe: Gracias, Señor Jesús, por la bendición que ya estás derramando a mi favor «.

Oración por la salud de alguien.

“Señor del universo, creador de todas las cosas.

Acudo a su soberana presencia en este momento para pedir ayuda a quienes sufren enfermedades del cuerpo o de la mente.

Sabemos que a través de la enfermedad podemos tener momentos de reflexión, que nos favorecen mucho, nos acercan a Ti, a través de los caminos del silencio.

Pero apelamos a su misericordia y le pedimos: extienda su mano luminosa sobre aquellos que están enfermos, que sufren dolor, incertidumbre y limitaciones.

Haz que la fe y la confianza broten fuertes en tus corazones. Alivia su dolor y les da paz y tranquilidad.

Sanar sus almas para ayudar a restaurar sus cuerpos.

Déles consuelo, alivio y encienda la luz de la esperanza en sus corazones, para que, con el apoyo de la esperanza y la fe, puedan sentir el amor del universo.

Que tu paz esté con todos nosotros.

Oración al Arcángel S. Rafael para pedir la cura de enfermedades.

«S. Rafael, cuyo nombre significa «doctor de Dios», usted, quien fue acusado de acompañar al joven Tobias en su viaje al país de los medos, y que, al regresar, curó la ceguera del padre de Tobias.

S. Rafael, Tú que ayudaste y ayudaste al padre de Tobias, haciendo realidad sus deseos y aspiraciones, te imploramos y pedimos tu ayuda.

Sé nuestro protector ante Dios, porque eres el médico caritativo que envía a sus fieles.
S. Rafael, cúrame de cualquier enfermedad.

Hazme siempre saludable, ya que no dejaremos de darte las gracias.

Que así sea.»

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Credo.

Oración a Nuestra Señora de Fátima para pedir salud.

“Senhora de Fátima, Madre amorosa de todos los que sufren en cuerpo y alma.

Cuida la salud de tus hijos, alivia los dolores y enfermedades que nos afligen que nos desconciertan y debilitan.

Pídale a su amado Hijo que ha sanado a tantos enfermos en los caminos de su tiempo, que tenga compasión de nosotros, que sea nuestra fortaleza. Que nuestro sufrimiento sea para él. Que Dios nos dé salud para servirle siempre, para cuidarnos unos a otros. Pero, sobre todo y siempre, que se haga la voluntad de Dios Padre, que nos cuida con infinito amor y una ternura incomparable. Tómanos de las manos, querida Madre, y llévanos a Jesús.

¡Amén!

La importancia de la oración curativa

Cuando estamos enfermos, ya sea física, espiritual o mentalmente, nosotros desesperación. Esta agonía también nos abruma cuando hay un ser querido con problemas de salud.. En esos momentos, saber que tenemos a alguien a quien recurrir nos brinda alivio.

Dios nunca abandona a sus hijos. Por lo tanto, la importancia de la oración curativa es que trae consuelo. Esta oración trae serenidad y esperanza en estos tiempos difíciles.

A menudo, nos encontramos ante Dios sin saber cómo pedir nuestra curación, qué lenguaje usar. La oración de sanación tiene las palabras correctas que, si se hablan con fe, tendrán un gran poder para sanarnos.

Disfruta de estar inmerso en la oración y aprende más sobre todo Tipos de rosario que existen

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *