Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Matrimonio en crisis – Blog Astrocentro

    Te casaste e imaginaste: ¡Listo! ¡Ahora vivamos felices para siempre! Después de unos años te das cuenta de que este ideal no era muy compatible con la realidad, ¿verdad? Esto se debe a que una boda involucra a dos personas, que cambian constantemente y que necesitan diferentes cuidados y afectos, dependiendo de la etapa de la vida. Por lo tanto, la palabra clave para una relación exitosa es resiliencia. Es un término que los psicólogos tomaron prestado de la física que indica la capacidad de lidiar con problemas, superar obstáculos o resistir situaciones adversas, de tensión o estrés, sin entrar en un brote psicológico. Para mejorar la situación en un matrimonio de crisis, este concepto es fundamental!

    ¿Qué pone a un matrimonio en crisis?

    Hay varios factores que ponen el matrimonio en crisis. Estos incluyen:

    • Sexualidad Uno de los dos está insatisfecho sexualmente, no se siente deseado o valorado. Esto crea mucha frustración. ¿Qué sucedió? ¿El amor acabo? Para que las dudas se conviertan en una crisis, es un paso.
    • Dinero La falta de dinero trae muchos problemas para una pareja, pero a veces ni siquiera tenemos que ir tan lejos. El mero hecho de que todos manejen las economías de manera diferente puede ser un factor en una crisis. Si el esposo no está de acuerdo con la forma en que la esposa gasta el dinero, o si la esposa siente que no participa tanto en la organización financiera de la casa, comienzan a surgir problemas.
    • Diferentes expectativas y planes Cuando se conocieron, ¿sabían cuáles eran los sueños de todos, pero después de un tiempo, parece que alguien cambió de opinión y ya no están de acuerdo en todo? ¿O incluso sabías que hubo desacuerdos antes de casarte, pero decidiste ir y ahora volvieron con todo? Alerta roja para una boda de crisis.
    • Criar hijos No está de acuerdo sobre cuál es la mejor manera de educar a los niños, o uno siente que el otro no está ayudando lo suficiente.
    • Sentimiento de represión Uno de los dos siente que no puede ejercer su individualidad o que no recibe suficiente atención.
    • Aburrimiento Después de años, es común que la pareja entre en una rutina, pero si no se presta especial atención a la relación, puede enfriarse y la distancia es inevitable.
    • Fallas de comunicación El diálogo se pelea, está lleno de peleas o, a veces, no existe.
    • Infidelidad Este tema es complejo, porque la traición a menudo no es el desencadenante de la crisis, sino una indicación de que ha existido por un tiempo. Uno de los dos no estaba satisfecho con la relación y buscó satisfacción fuera del hogar.

    Vea también:

    ¿Cómo salvar un matrimonio en crisis?

    Si se da cuenta de que una o más de las situaciones mencionadas anteriormente son parte de su rutina, entonces está experimentando un matrimonio en crisis. Pero no se desespere, no todo está perdido. Lo más importante en esas horas es hablar. Vea nuestros consejos:

    • Siéntese con su esposo, exponga la situación. Seguramente estará de acuerdo en que necesitas mejorar la relación.
    • Sé honesto, respetuoso y optimista. Entra en la lucha para ganar, no con un discurso final. Hace toda la diferencia.
    • Hable sobre lo que le molesta, pero también asuma sus errores y dónde puede mejorar. No tiene sentido arrojar a la cara todo lo que su pareja hace mal si no observa sus defectos también.
    • Muéstrate abierto al cambio. Esto indica que está dispuesto a hacer lo que sea necesario para salvar el amor que existe entre ustedes y lo alentará a tener la misma actitud.
    • Hay alternativas que puede intentar mejorar su matrimonio, como viajes, terapia de pareja e incluso un tiempo separado, para reflexionar sobre lo que debe cambiarse en cada uno.

    Lo importante es no renunciar al amor. Lucha por ello, ¡siempre vale la pena!

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *