Entradas recientes

Mandala lunar l ¿Qué es? ¿Como hacer? ¿Cómo usar?

Conocer y comprender su cuerpo en profundidad y saber cómo reconectarse con su ciclo es una demanda creciente entre las mujeres. Así que hoy vamos a hablar sobre una de las herramientas poderosas para eso: mandala de luna, que propone mucho más que el autoconocimiento, sino principalmente una reconexión con lo sagrado femenino.

El mandala lunar es una forma simple de observar conscientemente los cambios que ocurren durante el ciclo menstrual de una mujer en función de las 4 fases de la luna, para comprender la influencia de estas energías en los aspectos de la vida.

Hacer el mandala lunar hace posible registrar diferentes experiencias físicas, emocionales, mentales y sociales, que variarán según la fase del ciclo en el que se encuentre. Este mapeo te permitirá ver patrones que nunca has visto antes. Patrones que lo instruirán sobre cómo comportarse y fluir a través de ciclos mensuales de una manera más consciente y equilibrada.

Por lo tanto, hacer el mandala lunar es sobre todo un método poderoso y eficiente para el autoconocimiento, una forma de conectarse conscientemente con el cuerpo mismo y una forma de respetar la naturaleza cíclica de las mujeres.

Cómo hacer el mandala lunar y desarrollar la autoconciencia

Cada mandala tiene tres o cuatro círculos, uno dentro del otro. Dividimos estas circunferencias según los días del ciclo menstrual, contando desde el primer día de la menstruación hasta el día anterior a la próxima. Ahora veamos paso a paso cómo hacer tu mandala lunar:

Paso 1 – En la circunferencia exterior, escribiremos números que correspondan a la duración de su ciclo menstrual. Si su ciclo dura 28 días, escribirá al número 28 y si dura 24 o 34, haremos lo mismo. Siempre deje algunos espacios adicionales si no sabe cuánto dura su ciclo o si es muy irregular.

Paso 2 – En el siguiente círculo, debe escribir los días del calendario gregoriano, es decir, el calendario que usamos para la vida cotidiana. Entonces, si la menstruación llega el 12 de marzo, colocará esa fecha el primer día de su ciclo y así sucesivamente.

Paso 3 – En el círculo más interno, registrará las fases de la luna, es decir, los días de la luna llena, nueva, creciente y menguante. Y finalmente, la parte más externa del mandala está reservada para registrar todo lo que observa durante el ciclo, desde las sensaciones físicas y emocionales hasta las sensaciones mentales y sociales.

Parte 4 – Para comprender completamente su mandala lunar, puede hacerlo más visual y diferenciar las cuatro etapas con diferentes colores. Debe dejarse llevar por su creatividad y personalizar su camino. Al hacer esto, además de hacer que su mandala sea más agradable a la vista, podrá observar sus ciclos con mayor claridad.

Parte 5 – Ahora que sabes cómo hacer el mandala lunar, ¿cómo analizarlo? Ahora es tiempo de que te observes a ti mismo (y escribas en un diario, diario o cuaderno) todas las sensaciones, cambios y necesidades. Como ya dijimos, hacer el mandala lunar es una forma de autoconocimiento, por lo que es importante identificar patrones y energías que ocurren en las diferentes fases del ciclo.

Debes tener en cuenta:

  • Cual es tu nivel de energia?
  • ¿Cuál es su deseo de socializar y relacionarse con los demás?
  • ¿Cuál es tu nivel de concentración?
  • ¿Cuál es tu estado de ánimo?
  • ¿Ha habido algún cambio físico?
  • Como es tu dieta?
  • ¿Cuál es tu nivel de cansancio?
  • Cual es tu energia sexualyo?
  • Como estan tus emociones
  • ¿Cómo es tu forma de vestir?
  • Que sueños tienes?
  • Que cancion oyes
  • Y cualquier otra cosa que creas que es importante.

Hacer el mandala lunar nos invita a abandonar el pensamiento lineal y lógico y a entrar en un proceso de sentir y fluir de una manera más intuitiva, sutil y equilibrada, que es un gran ejercicio para reconectarse con la sutileza y los misterios de lo sagrado femenino.

La luna y el ciclo menstrual.

La luna en la que tiene lugar la menstruación está directamente conectada a lo que estamos creando o curando, de acuerdo con la energía específica de cada fase de la luna. Por ejemplo, tener su período durante la luna menguante puede indicar que algún aspecto de su infancia o niño interior se está purificando. O podría ser que está desarrollando un nuevo proyecto, o una nueva idea que recién comienza.

Existe el mito de que tener su período durante la luna nueva es mejor, o que tener su período al mismo tiempo de la luna significa una mayor conexión, pero esta creencia es solo una manifestación de nuestras mentes controladoras, limitadas y racionales, que en todo momento intenta etiquetar nuestro proceso.

La menstruación de la luna nueva, por ejemplo, puede estar vinculada a la curación de aspectos subconscientes, al acceso a nuestras sombras y a patrones más arraigados. Este es solo un ejemplo, pero la mejor manera de saber qué significa cada una de estas fases es observarse a sí mismo, a la luna y a esta ecuación que se forma entre la luna en el cielo, la luna dentro de usted y las diferentes manifestaciones que sal de eso.

Aprenda más sobre el autoconocimiento y cómo puede cambiar su vida.

PMS para curar patrones

Otra pregunta interesante para cada nuevo ciclo, especialmente en la fase premenstrual, el famoso PMS es preguntarte a ti mismo:

  • ¿Qué quiero transformar en mi vida?
  • ¿Qué debería ser diferente?
  • ¿Qué y quién soy yo?
  • ¿Estoy tomando en mi nuevo ciclo algo que ya no está alineado con lo que soy y lo que busco?
  • ¿Qué debo dejar para vivir mi nuevo ciclo más en línea con mi verdad interior?
  • ¿Qué deseo para este nuevo ciclo?

Hacer preguntas como estas cada mes y comparar patrones que surgen durante el PMS, le permite percibir más claramente su viaje de crecimiento e identificar si está repitiendo continuamente los mismos patrones.

Obtenga más información sobre TPM:

En este ejercicio, es muy importante que asuma el 100% de la responsabilidad de sus procesos, entendiendo que todo lo que se manifiesta afuera es el resultado de algo que se construyó internamente. Los patrones están ahí, apareciendo con cada nuevo ciclo y pidiendo ser transformados … pero recuerde: ¡el cambio siempre comienza dentro!

El Mandala lunar y la fertilidad.

También puede hacer el mandala lunar para controlar la fertilidad, de una manera más saludable y orgánica que los métodos anticonceptivos no naturales.

Conociendo los patrones de las manifestaciones emocionales y físicas de la ovulación y los períodos infértiles, las mujeres son menos dependientes del control lineal de las fechas, calendarios o píldoras; y comience a usar la autoconciencia como una herramienta más confiable.

Vale la pena recordar que las mujeres que toman anticonceptivos les será más difícil hacer el mandala lunar, ya que las hormonas artificiales cambian sustancialmente el ciclo natural femenino.

El consejo final es: ¡usa y abusa del mandala lunar y haz que cuente! Cree en su mente la idea de que el tiempo que invierte en crear su mandala lunar es mucho más que un tiempo de reflexión y observación, sino un acto de cuidado y amor propio. Es un ritual de reconexión con tu ser interior.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *