Entradas recientes

Leyendas urbanas brasile√Īas: miedo por las calles de Brasil

Nuestras abuelas repitieron un dicho que ciertamente sabes: ¬ęRepetir una mentira, termina convirti√©ndose en una verdad¬Ľ. Por supuesto, las mentiras no se hacen realidad, pero esa frase es excelente para explicar Leyendas urbanas brasile√Īas.

Estas leyendas son parte del folklore brasile√Īo y est√°n presentes en la sociedad. Es muy posible que haya escuchado algunos de ellos a lo largo de su vida y ni siquiera se haya dado cuenta de que es solo una historia.

La verdad es que muchos de ellos son realmente espeluznantes, lo que los hace ver realmente ciertos. Por lo tanto, incluso sin conocer el origen de una buena parte de ellos, terminaron por volverse realmente capaces de asustar a quienes los escuchaban.

Echa un vistazo a algunas de las principales leyendas urbanas brasile√Īas a continuaci√≥n.

Chupa-cabras – A lo largo de la d√©cada de 1990, algunas cabras dentro de Brasil comenzaron a morir de una manera misteriosa. Lo aprecian con marcas de mordiscos y simplemente no queda sangre en el cuerpo. El n√ļmero de este animal encontrado en estas circunstancias fue m√°s de mil.

La cantidad y el hecho de que no se encontró una respuesta plausible alimentó la teoría de una especie de vampiro que terminó siendo bautizado como Chupa-Cabra. Este caos no es exclusivo de Brasil, ya que también ha sucedido en otros países de América Latina.

La rubia del ba√Īo Otra leyenda urbana brasile√Īa muy conocida es la del ba√Īo rubio. Se habr√≠a originado de una ni√Īa que eligi√≥ saltarse las clases yendo al ba√Īo. All√≠, ella habr√≠a muerto y las causas ser√≠an inciertas (hay debate entre asesinato, suicidio o un simple accidente).

De todos modos, quien frecuentaba los ba√Īos para hacer lo mismo podr√≠a encontrarlo. Incluso hay rumores sobre la t√©cnica correcta para invocarlo. Vale la pena se√Īalar que esta leyenda no es exclusiva de Brasil, que aparece en varios pa√≠ses con nombres alternativos.

La pel√≠cula de Harry Potter en s√≠, un √©xito mundial de taquilla, utiliza una caracter√≠stica similar en el volumen n√ļmero dos: La C√°mara de los Secretos.

La linda mu√Īeca Los juguetes son comunes en las leyendas urbanas brasile√Īas. Es el caso de Fof√£o, un personaje de la televisi√≥n brasile√Īa que luego gan√≥ una mu√Īeca. Esta mu√Īeca, por supuesto, era bastante linda, pero ten√≠a una cara que se parec√≠a al asesino de Chucky.

Quiz√°s debido a esto, se cre√≥ una nueva leyenda. En este caso, la mu√Īeca Fof√£o tendr√≠a un cuchillo negro dentro de √©l. Hay quienes juran que su estructura estaba compuesta de un objeto realmente afilado.

La pandilla de payasos Esta leyenda urbana no apareci√≥ en Brasil, sino alrededor de la d√©cada de 1960, en los Estados Unidos. Sin embargo, en 1990 lleg√≥ a nuestro pa√≠s causando mucho p√°nico y miedo. La historia es as√≠: un hombre vestido de payaso sale a la calle a matar ni√Īos sin ning√ļn motivo. Despu√©s de un famoso peri√≥dico en S√£o Paulo, notifique a las personas sobre este evento en el pa√≠s norteamericano. Se desencaden√≥ el rumor de un payaso asesino suelto en la ciudad de Osasco.

La gente nunca dej√≥ de comentar sobre este ¬ęmonstruo¬Ľ por un momento, lo que hizo que esta posible leyenda ganara a√ļn m√°s fuerza y ‚Äč‚Äčfama. Este hecho dio como resultado no solo 1 payaso, sino una pandilla que caminaba en un Komb azul listo para atacar a los ni√Īos peque√Īos.

Xuxa y su pacto Tampoco los artistas escapan de las leyendas urbanas brasile√Īas. Este fue el caso de la cantante Xuxa, popularmente llamada la reina de los peque√Īos. El apodo, sin embargo, no tiene nada que ver con las leyendas que se aplican al artista.

Seg√ļn ellos, el cantante habr√≠a hecho un pacto con el diablo. Esa ser√≠a la raz√≥n de su crecimiento exponencial. Tambi√©n afirmaron que las canciones ten√≠an mensajes sat√°nicos cuando se escuchaban al rev√©s.

¬ŅY tu? ¬ŅCrees en las historias de Leyendas urbanas brasile√Īas? Cierto o no, dan mucho miedo. Una b√ļsqueda r√°pida tambi√©n presentar√° muchas otras opciones para historias muy famosas y asustar√° incluso a los adultos. Disfruta y lee tambi√©n:

A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *