Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Lee o envía salmos de amistad a tus seres queridos

    Los amigos son los hermanos que elegimos para acompañarnos en el viaje de la vida. Es muy importante mantener cerca a quienes nos hacen bien, alentarnos y apoyarnos en tiempos difíciles. Para mostrar el valor que tus amigos tienen para ti, ¿qué tal enviar algunos salmos de amistad, emanar protección y energía positiva a aquellos que siempre están a tu lado?

    Fortalece la amistad con estos salmos

    Salmo de la amistad – 12

    “Sálvanos, Señor, porque los hombres piadosos desaparecen, y la lealtad se extingue entre los hombres.
    Algunos no tienen más que palabras mentirosas entre sí; adulación en la boca, duplicidad en el corazón.
    Que el Señor corte los labios hipócritas y las lenguas insolentes.
    Los que dicen: “Dominaremos nuestro lenguaje, nuestros labios trabajarán para nosotros, ¿quién será nuestro señor?”

    Pero el Señor responde:
    “Debido a la aflicción de los humildes y los gemidos de los pobres, me levantaré para darles la salvación que desean”.

    Las palabras del Señor son sinceras, puras como plata, plata, sin mezclilla, siete veces purificadas.
    Tú, Señor, nos protegerás, siempre nos defenderás de esa raza malvada,
    porque los impíos caminan por todos lados, mientras la vileza se levanta entre los hombres “.

    Salmo de la amistad – 97

    “¡El Señor reina!
    Que la tierra se regocije de alegría, que la multitud de islas se regocije.
    Está envuelto en una nube oscura; Su trono se basa en la justicia y la ley.
    Está precedido por un fuego que devora enemigos a su alrededor.
    Sus rayos caen sobre el mundo, la tierra tiembla cuando los ve.
    En presencia del Señor, las montañas se derriten como cera, en presencia del Señor de toda la tierra.
    Los cielos anuncian su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria.
    Los que adoran las estatuas y la gloria en sus ídolos están confundidos;
    porque los dioses plagan delante del Señor.
    Escucha y regocíjate, Sión, las ciudades de Judá se regocijan por tus juicios, Señor.
    Para ti, Señor, eres el soberano de toda la tierra; eres el más alto entre todos
    Dioses
    El Señor ama a los que detestan el mal, vigila las almas de sus siervos y los libera de las manos de los impíos.
    La luz brilla para los justos, y la alegría se otorga a un hombre con un corazón recto.
    Regocíjate, oh justo, en el Señor, y glorifica su Santo Nombre “.

    Salmo de la amistad – 133

    “Oh, qué bueno, qué agradable es para los hermanos unidos vivir juntos.
    Es como un aceite suave derramado en la frente, que baja a la barba,
    La barba de Abraham, para luego correr hasta el borde de su túnica.
    Es como el rocío de Hermón, que baja la colina de Sión; porque el Señor vierte allí
    vida y una bendición eterna

    ¡Estos tres salmos de amistad sirven para fortalecer los lazos entre las personas, protegiendo las relaciones y los lazos entre los enamorados!

    Aprenda una poderosa simpatía por el trabajo.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *