Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Echa un vistazo a las simpatías para mantener tu trabajo

    Tener un trabajo en estos días no es fácil, es aún más difícil mantener ese trabajo con tanta competencia y despidos masivos por crisis financieras en todo el mundo.

    Cualquiera que tenga un trabajo debe conservarlo y siempre tratar de ser puntual y responsable, dispuesto a crecer y evolucionar como profesional y como persona. Solo aquellos que han pasado por grandes dificultades y un desempleo prolongado saben lo difícil que es mantenerse financieramente estable y concentrarse en encontrar un nuevo trabajo cuando todo parece salir mal.

    En esos momentos en que buscas algo con fuerza, las simpatías son aliados fuertes para la realización de nuestros sueños y deseos. Solo tenga fe, crea que funcionará y mentalice sus logros futuros. Los pensamientos y las palabras de buena fe tienen poder y con una fuerza adicional, una simple simpatía, por ejemplo, ¡puede ayudarte mucho!

    Si tiene más preguntas sobre su trabajo y desea una guía espiritual sólida para resolver problemas como la envidia y el mal de ojo, consulte a nuestros expertos en tarot en el trabajo y obtenga sus respuestas

    Marque a continuación tres simpatías para mantener el trabajo

    El primer día del mes, encienda una vela de siete días y colóquela en un platillo. Coloque una hoja de papel morado debajo, y todas las noches, mientras la vela se enciende, tome el papel y escriba: “Mi ángel de la guarda me ayuda a mantener mi trabajo”.

    Cuando se agote la vela, use el papel para envolver una rama de ruda y tres dientes de ajo. Mantenga todo en un cajón en su lugar de trabajo y no se lo digas a nadie.

    En una hoja de papel morado, escriba siete veces: “Quiero que mi ángel de la guarda me ayude a asegurar mi trabajo”. Con este papel, envuelva tres dientes de ajo y guárdelo en el cajón de su lugar de trabajo y no se lo cuente a nadie.

    Obtenga un pequeño higo y el viernes llévelo con usted al trabajo, escondiéndolo en un lugar donde nadie pueda encontrarlo, diciendo con gran fe: “Este higo es mi seguridad en este trabajo. Nunca seré despedido sin una causa justa ”. Mantenlo oculto durante el tiempo que creas que es necesario.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *