Entradas recientes

Diga esta poderosa oración de protección contra el mal de ojo

Todos necesitamos un poco de ayuda para protegernos de las personas envidiosas y del mal de ojo. Nuestros expertos siempre están listos para ofrecer oraciones, salmos y simpatías que nos protegen a nosotros y a nuestra familia de las energías negativas que otros pueden poner sobre nosotros.

El Sol es un medio e indica una oración muy poderosa. “Va mucho más allá del mal de ojo. Elimina a los que hablan mal de nosotros, las falsas amistades y cualquier persona mentirosa fuera del camino. Hazlo cada 3 días y no habrá piedra sin remover ”.

Oración a San Marcos y San Manso para proteger contra el mal de ojo

“São Marcos me marca y São Manso me domestica. Jesucristo ablanda mi corazón y rompe la mala sangre, la hostia consagrada entre mí; si mis enemigos tienen mal corazón, no te enfades conmigo; así como São Marcos y São Manso fueron a la montaña y hubo valientes toros y mansos corderos y los hicieron atrapados y pacíficos en las casas de las casas, así mis enemigos están atrapados y pacíficos en las casas de sus hogares, bajo mi pie izquierdo; Así como las palabras de São Marcos y São Manso son ciertas, repito:

“Hijo, pide lo que quieras, que te sirvan y, en la casa que aterrizo, si tienes un perro en la fila, sal del camino, no dejes que nada se mueva contra mí, vivo o muerto, y tocando la puerta con mano izquierda, quiero que se abra de inmediato «.

Jesucristo, nuestro Señor, bajó de la cruz y Pilatos, Herodes y Caifás fueron sus verdugos, pero Él aceptó todas estas tiranías. Cuando Jesús estaba en el jardín, rezando, se dio la vuelta y se encontró rodeado de sus enemigos y dijo: «Sursum corda». Todos cayeron al suelo, hasta que terminó su Santa Oración; Así como las palabras de Jesucristo, las de San Marcos y San Manso suavizaron los corazones de todos los hombres de espíritu maligno, de animales feroces y de todo lo que quisieron oponer, tanto vivos como muertos, tanto en el alma como en el cuerpo. y espíritus malignos, tanto visibles como invisibles. No seré perseguido por injusticia, ni por mis enemigos que quieran dañarme o lastimarme, tanto en cuerpo como en alma.

Siempre viviré pacíficamente en mi hogar, a lo largo de los senderos y lugares donde viajo. Ningún ser humano o animal de ningún tipo me hará daño, pero, por el contrario, todos me ayudarán en lo que necesite.

Acompañado de esta oración poderosa y santa, tendré la amistad de todos y todos me amarán bien, y por nadie me lastimaré. ¡Que así sea!»

¡Lee esta oración para protegerte del mal de ojo antes de irte a dormir y protegerte de todos los que quieren tu maldad!

Disfruta y lee también:

Aprenda una poderosa simpatía por el trabajo.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *