Comentarios recientes

    Entradas recientes

    ¡Deshazte del complejo de culpa ahora mismo!

    Equivocarse es humano. Indica que estamos viviendo, probando y evolucionando. La culpa es el sentimiento que nos hace reconocer un error y aprender de él. Gracias a ello, podemos reflexionar, crecer y no repetir lo que salió mal antes, además de permitir la redención. Disculparse y seguir adelante. Así es como debemos hacer frente y superar, sin tener el complejo de culpa.

    El gran problema es cuando dejamos que la culpa tome el control de nuestra vida, prestando mucha atención. Cuando esto sucede, creamos un ciclo de pensamientos negativos que no tiene fin y nos atormentará durante mucho tiempo, pero eso no nos agregará absolutamente nada. Este es el complejo de culpa, un sentimiento autodestructivo y despectivo que nos paraliza, nos victimiza y simplemente evita que las cosas nos sucedan. Con el complejo de culpa viene el castigo y el principal, el auto-sabotaje.

    Cuando pensamos que no merecemos algo, que no somos dignos de algún logro, nuestro inconsciente actúa para que algo salga mal y no obtengamos lo que queremos. Esta actitud, a su vez, genera un gran problema de autoestima, lo que empeora el sentimiento de culpa. ¿Ves cómo es un círculo vicioso? ¿Y cuál es la causa? Usted! Debes tener mucho cuidado con lo que dices y cómo se dice, porque permanecerá en nuestras mentes para siempre y, con el tiempo, puede volverse realidad.

    ¡Es hora de terminar con este complejo de culpa! No es fácil, pero hay algunas cosas que puede hacer para comenzar.

    ¿Cómo terminar el complejo de culpa?

    • Elige lo que la hará sentir culpable. Analice cada situación y vea honestamente si debe culparse o no.
    • Tome estas situaciones y haga un ejercicio de visualización: cierre los ojos e imagine el problema. Aspira todo lo que puedas y aprende de tu error. Luego, mírate a ti mismo quemando el problema en un incendio y lanzándolo al aire. Después de hacer esto con todo lo que causa culpa, da la espalda al fuego y aléjate sin mirar atrás.
    • Si el sentimiento de culpa está profundamente arraigado en ti y proviene de hace muchos años, busca ayuda profesional para lidiar con eso. ¡Enfréntate a la culpa y sigue adelante!

    El complejo de culpa puede conducir a problemas mayores como la depresión, problemas de autoestima, ansiedad y pérdida de esperanza. No te lastimes, aprende a dejar atrás lo que pertenece al pasado y enfrenta el futuro como un lienzo en blanco, donde puedes pintar un nuevo comienzo, sin los errores cometidos allí.

    Disfruta y lee también:

    Aprenda a utilizar los beneficios de la cromoterapia.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *