Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Descubre los beneficios del yoga para mujeres embarazadas

    El embarazo es un momento muy favorable para la autoconciencia, ya que también debemos prestar más atención a nuestro cuerpo y mente. El Yoga Es una práctica antigua que se puede hacer durante los 9 meses de embarazo, siempre que tenga los cuidados necesarios.

    Durante el embarazo es común sentirse insegura, ansiosa y asustada, y el yoga es un gran aliado para lidiar mejor con todos los sentimientos. A través de ejercicios de respiración, podemos calmar nuestra mente y espíritu.

    Descubre otras ventajas de practicar Yoga para embarazadas

    • Aporta serenidad, fuerza y ​​equilibrio físico y mental. A medida que crece la barriga, nuestro punto de equilibrio cambia y necesitamos adaptar nuestra postura para no tener problemas de espalda. El yoga nos ayuda a encontrar el nuevo punto.
    • Alivia los dolores de espalda y articulaciones que comienzan a aparecer desde el segundo trimestre del embarazo.
    • Fortalece los músculos pélvicos, que necesitarás para tener un buen parto y una buena recuperación posparto.
    • Ayuda a comprender y aceptar los cambios en su cuerpo y cuerpo.
    • Los ejercicios de respiración ayudan a sobrellevar mejor el dolor de las contracciones y favorecen el parto.

    Por supuesto, la clase de Yoga está adaptada para que las mujeres embarazadas no se lastimen o sientan molestias durante la práctica. Consiste principalmente en la entonación de mantras y ejercicios de respiración, que ayudan a armonizar las emociones, mejorar la disposición física y mental, además de crear un ambiente de paz y armonía para la madre y el bebé. Las asanas, o posiciones, se hacen de acuerdo con las necesidades de cada futura madre y van desde estiramientos hasta posturas que fortalecen la columna vertebral y mejoran el equilibrio.

    Si está embarazada, intente Yoga para embarazadas. Hable primero con su médico para que pueda ver si hay alguna contraindicación. Luego, busque una escuela con instructores especializados en esta modalidad y tome algunas precauciones, como beber mucha agua antes y después, evitando algunas posiciones, como boca arriba o boca abajo. Lo más importante de todo es prestar atención a los mensajes que envía su cuerpo. Si experimenta alguna molestia durante cualquier ejercicio, solicite ayuda o no lo haga. No es hora de probar los límites de su cuerpo o exagerar. Concéntrese en el bienestar de usted y de su bebé y sienta que los beneficios invaden su cuerpo, mente y relación con su hijo.

    Ahora que ha leído el texto Yoga para mujeres embarazadas, vea también:

    Aprende simpatía para abrir las puertas del empleo

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *