Comentarios recientes

    Entradas recientes

    ¡Descubre el poder del Salmo 40 y sus enseñanzas!

    ¿Conoces el poder que podemos lograr a través de nuestra fe? El Salmo 40, escrito por David, nos enseña en general a tener paciencia, humildad y fe en nuestro Señor. ¿Quiere aprender más de esta poderosa sección de la Biblia? Ahora echa un vistazo al Salmo 40 en su totalidad y comprende las enseñanzas que se transmiten con él.

    Comprender lo que dice el Salmo 40

    En el Salmo 40, es importante realizar y comprender la voluntad divina, siendo una oración perfecta para aquellos que pasan por tiempos difíciles, como pérdidas y separaciones. ¡Mira lo que dice la oración más famosa en este pasaje, tomada de la Biblia y encuentra el poder para superar los tiempos difíciles!

    1. Esperé pacientemente al Señor, y él se inclinó ante mí y escuchó mi grito.
    2. Me sacó de un lago horrible, de un estanque de lodo, me puso los pies en una roca y estabilizó mis pasos.
    3. Y puso una nueva canción en mi boca, un himno a nuestro Dios; muchos lo verán, y temerán y confiarán en el Señor.
    4. Bienaventurado el hombre que confía en el Señor, y que no respeta a los orgullosos ni a los que se apartan de las mentiras.
    5. Muchas son, Señor Dios mío, las maravillas que has trabajado para nosotros, y tus pensamientos no se pueden contar ante ti; si quisiera anunciarlos y hablar sobre ellos, son más de lo que puedes contar.
    6. Sacrificio y ofrenda que no quisiste; abriste mis oídos; no has reclamado para una ofrenda quemada y una ofrenda por el pecado.
    7. Luego dijo: “Aquí estoy; en el rollo de mi libro está escrito.
    8. Me deleito en hacer tu voluntad, Dios mío; Sí, tu ley está dentro de mi corazón.
    9. Prediqué justicia en la gran congregación; he aquí, no he retenido mis labios, Señor, lo sabes.
    10. No escondí tu justicia dentro de mi corazón; He proclamado tu fidelidad y tu salvación. No he escondido tu amabilidad y tu verdad de la gran congregación.
    11. No me quites tus misericordias, Señor; guarda tu amabilidad y tu verdad para mí continuamente.
    12. Porque innumerables males me han rodeado; Mis iniquidades me han atrapado y no puedo mirar hacia arriba. Son más numerosos que los pelos de mi cabeza; entonces mi corazón se desmaya.
    13. Dígnate, Señor, para liberarme: Señor, date prisa en mi ayuda.
    14. Que aquellos que buscan destruir mi vida se confundan y avergüencen; vuelve y confunde a los que me quieren mucho.
    15. Los que me dicen, Desolado, están a cambio de su afrenta: ¡Ah! Ah!
    16. Deja que los que te buscan se regocijen y se regocijen en ti; Que los que aman tu salvación digan constantemente: Que el Señor sea magnificado.
    17. Pero soy pobre y necesitado; Sin embargo, el Señor me cuida. Eres mi ayuda y mi libertador; No pares, Dios mío.

    Ora con fe el Salmo 40, pronto encontrarás la sabiduría del Señor y recibirás solo buenas noticias. Cuando ores, trata de mantener la calma de tu corazón, con la certeza de que estás en el mejor camino.

    El Salmo 40 es la mejor manera de exaltar y creer en la bondad y el amor de Dios. Por lo tanto, lo guiará a la tranquilidad que está buscando.

    Ahora que entiendes el poder de Salmo 40, vea también:

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *