Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Descubre aquí los siete chakras y sus piedras correspondientes.

    Hay muchos chakras, pero siete son los principales. Representan centros de energía vinculados a nuestra carne, se ubican desde la parte superior de la cabeza hasta la base de la columna vertebral y cada uno de ellos tiene una relación directa con un órgano del cuerpo. Cada uno de ellos está asociado con cierta piedra, que cuando los acercamos al sitio del chakra, promueve el equilibrio y nos da energía. Favoreciendo no solo la limpieza, sino también la absorción y donación de fluidos, que actúa directamente en el centro de la energía a la que está conectado. Por eso entendemos chakras y piedras correspondientes Es importante para nuestra vida.

    ¿Cuáles son los chakras más importantes?

    El primer chakra y la piedra correspondiente: Es el chakra básico. Está ubicado hacia la base de la columna y está relacionado con la parte inferior del cuerpo: los pies, el anclaje y los instintos físicos. Es responsable de mantenernos en tierra y de nuestras relaciones con el mundo físico. Su color es rojo y sus piedras correspondientes varían entre rojizo, marrón, gris y negro. Podemos citar como ejemplo: ágata roja, coral, granate, jaspe rojo y rubí.

    El segundo chakra y la piedra correspondiente: El segundo chakra sexual se encuentra a cuatro centímetros debajo del ombligo y es físicamente responsable de nuestros órganos sexuales. También está vinculado a la adrenalina y la creatividad. El color naranja es su color y algunas de sus piedras correspondientes son calcita naranja, cornalina y piedra lunar.

    El tercer chakra y la piedra correspondiente: Es el plexo solar y se encuentra a seis centímetros sobre el ombligo. Este chakra controla nuestra energía emocional y está vinculado a nuestro ego. Físicamente gobierna nuestro sistema digestivo. Su color es amarillo y algunas de sus piedras correspondientes son ámbar, citrino y topacio imperial.

    El cuarto chakra y la piedra correspondiente: El chakra del corazón es el cuarto y sus piedras correspondientes varían entre musgo, ópalo, esmeralda y ágata de jade. Está representado por los colores rosa y verde. Él es responsable de nuestra energía, ritmo y amor incondicional y se encuentra a la altura del corazón. También es responsable de la salud y la vitalidad del cuerpo físico.

    El quinto chakra y la piedra correspondiente: Esto está a la altura del cuello y está asociado con la tiroides, que está vinculada al metabolismo del cuerpo. El quinto chakra es responsable de comunicar y verbalizar nuestra verdad interna y nuestra respiración. Es a través de él que purificamos nuestras energías. Su color correspondiente también es azul y algunas de sus piedras son ágata azul, aguamarina y calcita de topacio azul.

    El sexto chakra y la piedra correspondiente: El chakra frontal es el penúltimo y se encuentra entre las cejas, por lo que también se llama tercer ojo. Se asocia con la glándula pituitaria a nivel físico y nuestras visualizaciones, concentración, memoria e imaginación. Los séptimo y sexto chakras siempre deben trabajarse juntos y muchos de ellos en asociación, el quinto chakra también. El color de este chakra es azul índigo o azul índigo y algunas de sus piedras correspondientes son apatita, turmalina azul y zafiro azul.

    El séptimo chakra y la piedra correspondiente: Es la coronaria. Está ubicado justo en el centro de nuestra cabeza y es responsable de la espiritualidad y la conexión con el ser superior. Físicamente está relacionado con el sistema nervioso central. Sus piedras varían entre los colores transparente y violeta y dorado. Algunos ejemplos son apofilita incolora, amatista, topacio incoloro y diamante.

    Es importante conocer cada chakras y piedras correspondientes para comprender mejor cómo protegerse y aumentar su energía. ¿Te gustaría saber más sobre ellos? Disfruta y lee también:

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *