Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Demasiado celoso, ¡cuidado! Aprende a controlar tus sentimientos

    Sentirse celoso es un instinto humano natural. Este sentimiento es un signo de celo para el ser querido, es el deseo de preocuparse y un ligero temor de perderlo ante una tercera persona. A veces, entra un poco de baja autoestima, después de todo, pensando que no eres suficiente para alguien y es por eso que buscará a alguien más muestra esta inseguridad. Pero estas cosas son normales, todos lo han sentido y lo han pasado, pero todo tiene su límite. Es importante analizar y descubrir si hay demasiados celos.

    Los celos se pueden dividir de dos maneras, la normal y la enferma. Lo normal son los celos de una determinada situación, de una persona, de un momento, y la característica más importante es que pasa. Ese sentimiento que sigue martilleando en tu cabeza, creando situaciones inexistentes, esto es celos enfermizos.

    Hay casos en los que los celos se convierten en una enfermedad porque enloquece a la persona. Tener esa desconfianza hacia la pareja es normal, desafortunadamente la vida nos enseña que confiar demasiado en los demás puede hacernos daño. Sin embargo, sospechar en exceso es neura. El estado patológico es la unión de una serie de emociones como ansiedad, ira, inseguridad, culpa y, a veces, incluso venganza.

    Estos celos son muy similares al estado de dependencia química, porque al principio la persona se arroja a la relación, renuncia a todo lo que le gusta. Por lo tanto, cuando los celos sienten una amenaza, el miedo a perder al ser querido lo vuelve loco. Entonces, los pensamientos de aquellos en esta situación se vuelven similares a los de alguien que tiene un trastorno. Estos son pensamientos intrusivos y desagradables que despiertan sospechas.

    Formas de hacer frente cuando hay demasiados celos

    Cuando te involucras con una persona celosa, debes saber cómo tratar con ella, de lo contrario, la relación no tendrá futuro, y nadie quiere eso. Por lo tanto, debe conocer las formas correctas de superar esta situación.

    Hacer todo lo que el novio celoso compulsivo pide es la forma más equivocada de lidiar con eso. No hablar con amigos, dejar de visitar a la familia, solo para evitar peleas son algunos de los errores más grandes que una persona puede cometer. Al hacer esto, le dará a su pareja un control total sobre su vida, dejando en claro que puede interferir con todas sus actitudes y asfixiarlo. Un tiempo después te darás cuenta de que te has ido a un lado para vivir sumiso a los celosos, y esto puede provocar una revuelta y forzar el final de la relación.

    Para tratar con una persona que es demasiado celosa, es necesaria una conversación, incluso si te ignora. También vale la pena recomendar ayuda psicológica y terapéutica, para que pueda lograr un mayor equilibrio entre sus sentimientos. El primer paso será controlar la ansiedad y el miedo a perder, reconstruir su autoestima y establecer la seguridad emocional. Nadie puede vivir en dependencia del otro.

    ¿Qué pasa si eres celoso?

    En caso de que seas la persona celosa, recuerda que es imposible vivir al lado de alguien que te haga sentir atrapado y sofocado. Dale libertad a tu pareja y no pierdas la cabeza cuando se vaya.

    No olvides mantener el amor propio. Eres único y nadie es tan maravilloso, si él eligió estar contigo es porque vio tus cualidades y amó tus defectos.

    También evite imaginar cosas, ya que cuando tiene estos celos, su imaginación se va volando. Contrólate, si crees que hay una razón para esta inseguridad, habla con un amigo, cuéntale qué sucedió y si cree que debes ignorarlo o si debes hablar con tu novio al respecto.

    Aprenda a hablar con su pareja, esta es la solución al problema de cualquier pareja. No tiene sentido hacer una escena, ya que esto solo hará que la pareja se enoje o incluso se avergüence de los demás. Entonces, cuando creas que hizo algo y estuviste celoso, habla con él, explícale lo que no te gustó, pero también sé abierto a escuchar lo que tiene que decir y, finalmente, confía en él. La confianza es la clave para una relación exitosa.

    En caso de que no puedas controlarte, deja de imaginar cosas y sigue golpeándote por algo que ni siquiera ha sucedido, es hora de buscar ayuda. Un terapeuta o psicólogo evaluará la relación y lo guiará sobre las mejores soluciones para lograr el equilibrio, la autoestima y vivir una vida libre de celos y más feliz.

    Lea también:

    ¿Quién es tu ángel de la guarda?

    https://www.youtube.com/watch?v=753hf6WhXlw

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *