Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Conoce el salmo del día

    Antes de hablar sobre el salmo del dia, comprendamos mejor qué son los salmos. En la Biblia tenemos 150 poemas religiosos que componen el libro de los salmos, que se encuentra entre el antiguo y el nuevo testamento. Fueron escritos por el rey David, el rey Salomón y Moisés, y pueden definirse como “declaraciones rítmicas”, y la forma Lo más correcto para leer el salmo del día es casi cantado. El período entre la creación del primer y el último salmo es de aproximadamente 700 años (1000 a 330 aC). Desde su creación hasta nuestros días, los salmos son una fuente de inspiración para aquellos que creen, porque abordan las experiencias comunes de la vida humana como la victoria, la alegría, el miedo, la curación y la fe.

    Se considera que los salmos son una oración muy poderosa, tanto que hay estudiosos sobre el tema que dicen que tienen el poder de interferir directamente en el inconsciente de todos los que recitan o cantan. Para comenzar a introducir el canto del salmo del día en su rutina, le presentaremos los siete salmos más populares, uno para cada día de su semana:

    Salmo entre semana

    Domingo: Para comenzar la semana con protección y optimismo, haga el Salmo 91, quien invoca al Arcángel Miguel y a todos los demás ángeles para varios propósitos:

    1. El que habita en el refugio del Altísimo y descansa a la sombra del Todopoderoso.
    2. Puedes decirle al Señor: Tú eres mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío.
    3. Te liberará de la trampa del cazador y del veneno mortal.
    4. Él te cubrirá con sus plumas, y debajo de sus alas encontrarás refugio; Su fidelidad será tu escudo protector.
    5. No temerás el temor de la noche, ni la flecha que vuela de día,
    6. ni la plaga que se mueve furtivamente en la oscuridad, ni la plaga que devasta al mediodía.
    7. Mil pueden caer a tu lado, diez mil a tu derecha, pero nada te golpeará.
    8. Simplemente mirarás y verás el castigo de los impíos.
    9. Si haces del Altísimo tu refugio,
    10. no le ocurrirá daño, ninguna desgracia llegará a su tienda.
    11. Porque él dará órdenes a sus ángeles, para que puedan protegerlo en todos sus caminos;
    12. te sujetarán con las manos para que no tropieces con una piedra.
    13. Pisarás al león y la serpiente; el fuerte león y la serpiente pisotearán.
    14. “Porque él me ama, lo rescataré; Te protegeré, porque sabes mi nombre.
    15. Él me clamará, y yo le responderé, y en la adversidad estaré con él; Te liberaré y te cubriré con honor.
    16. Te daré una larga vida y te mostraré mi salvación. “

    Lunes: Al comienzo de la semana laboral, necesitamos tener la esperanza de enfrentar lo que nos espera. El salmo del día es el Salmo 23, que aleja la desesperación y ayuda a alcanzar los objetivos:

    1. El señor es mi pastor; No me faltará nada.
    2. En pastos verdes me hace descansar y me lleva a aguas tranquilas;
    3. restaurar mi vigor Guíame por los caminos de la justicia por tu nombre.
    4. Incluso cuando camino por un valle de oscuridad y muerte, no temeré ningún peligro, porque tú estás conmigo; Su personal y su personal me protegen.
    5. Preparas un festín para mí a la vista de mis enemigos. Me honras ungiéndome la cabeza con aceite y haciendo que mi copa se desborde.
    6. Sé que la bondad y la fidelidad me acompañarán todos los días de mi vida, y volveré a la casa del Señor mientras viva.

    Martes: El Salmo 121 ayuda a resolver problemas financieros y a mantener la imparcialidad necesaria en un entorno laboral.

    1. Miro hacia las montañas y pregunto: ¿De dónde viene mi ayuda?
    2. Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra.
    3. Él no te permitirá tropezar; tu protector se mantendrá alerta,
    4. sí, el protector de Israel no dormirá, ¡siempre está alerta!
    5. El Señor es tu protector; como una sombra que lo protege, él está a su derecha.
    6. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche.
    7. El Señor te protegerá de todo mal, protege tu vida.
    8. El Señor protegerá tu partida y tu llegada, desde ahora y para siempre.

    Vea también:

    Miércoles: Entre semana, necesitamos un pequeño empujón para mantener la fe y la generosidad. El salmo del día es el Salmo 90 que, además de cultivar la empatía, ayuda a que las personas mantengan su palabra:

    1. Señor, tú eres nuestro refugio, siempre, de generación en generación.
    2. Antes de que nacieran las montañas y se crearan la tierra y el mundo, de eternidad en eternidad eres Dios.
    3. Haces que los hombres regresen al polvo, diciendo: “¡Regresen al polvo, seres humanos!”
    4. De hecho, mil años para ti son como ayer, las horas de la noche.
    5. Como una corriente, arrastras a los hombres; son breves como el sueño; son como la hierba que brota al amanecer;
    6. germina y brota por la mañana, pero por la tarde se marchita y se seca.
    7. Estamos consumidos por tu ira y aterrorizados por tu furia.
    8. Conoces nuestras iniquidades; nuestros pecados secretos no escapan a la luz de tu presencia.
    9. Todos nuestros días pasan bajo tu ira; vete como un murmullo
    10. Los años de nuestra vida alcanzan setenta u ochenta para aquellos que tienen más vigor; Sin embargo, estos son años difíciles y llenos de sufrimiento, ya que la vida pasa rápidamente y volamos.
    11. ¿Quién conoce el poder de tu ira? Porque tu furia es tan grande como el miedo que se te debe.
    12. Enséñanos a contar nuestros días para que nuestros corazones puedan alcanzar la sabiduría.
    13. ¡Date la vuelta, Señor! ¿Cuánto tiempo será así? ¡Ten compasión de tus sirvientes!
    14. Satisfaganos en la mañana con su leal amor, y todos los días cantaremos felices.
    15. Nos da alegría por el tiempo que nos has afligido, por los años en que hemos sufrido tanto.
    16. ¡Que tus actos se manifiesten a tus siervos y a sus hijos tu esplendor!
    17. Que la bondad de nuestro Dios soberano esté sobre nosotros. Consolida, para nosotros, el trabajo de nuestras manos; ¡Consolidar el trabajo de nuestras manos!

    Jueves: Es común tener miedo al futuro, a los problemas y a lo desconocido. El Salmo 27 elimina ese sentimiento y aleja la mala compañía.

    1. El Señor es mi luz y mi salvación; ¿De quién tendré miedo? El Señor es mi fuerte refugio; ¿De quién tengo miedo?
    2. Cuando los hombres malvados avanzan contra mí para destruirme, ellos, mis enemigos y mis adversarios, tropezarán y caerán.
    3. Incluso si un ejército acampa contra mí, mi corazón no temerá; incluso si se declara la guerra en mi contra, no obstante tendré confianza.
    4. Una cosa que le pregunté al Señor, es lo que estoy buscando: que pueda vivir en la casa del Señor todos los días de mi vida, contemplar la bondad del Señor y buscar su guía en su templo.
    5. Porque el día de la adversidad me mantendrá a salvo en su habitación; en su tabernáculo me esconderá y me pondrá a salvo en una roca.
    6. Entonces triunfaré sobre los enemigos que me rodean. En tu tabernáculo ofreceré sacrificios con aclamación; Cantaré y alabaré al Señor.
    7. Escucha mi voz cuando llamo, oh Señor; ten piedad de mí y respóndeme.
    8. Mi corazón dice acerca de ti: “¡Busca mi rostro!” Tu rostro, Señor, lo buscaré.
    9. No escondas tu rostro de mí;
      tu sirviente Has sido mi ayudante. ¡No me abandones ni me abandones, oh Dios, mi salvador!
    10. Incluso si mi madre y mi padre me abandonan, el Señor me dará la bienvenida.
    11. Enséñame tu camino, Señor; guíame por un camino seguro debido a mis enemigos.
    12. No me entregues al capricho de mis oponentes, porque los testigos falsos se levantan contra mí, respirando violencia.
    13. A pesar de esto, tengo esta certeza: viviré hasta que vea la bondad del Señor en la tierra.
    14. Espera en el señor. ¡Sea fuerte! Coraje! Espera en el señor.

    Viernes: La semana está llegando a su fin. Es día para salir y divertirse, o simplemente descansar. El Salmo 66 regula el sueño y elimina la tristeza, preparando el estado de ánimo para el fin de semana.

    1. ¡Alabado sea Dios, pueblos de toda la tierra!
    2. Canta alabanzas a su glorioso nombre; alabarlo gloriosamente!
    3. Dígale a Dios: “¡Cuán temerosas son tus obras! ¡Tan grande es tu poder que tus enemigos se arrastran ante ti!
    4. Toda la tierra te adora y te canta alabanzas, canta alabanzas a tu nombre ”. Pausa
    5. Ven y mira lo que Dios ha hecho; ¡Qué impresionantes son sus obras en favor de los hombres!
    6. Convirtió el mar en tierra seca, y la gente cruzó las aguas a pie; y allí nos regocijamos en él.
    7. Él gobierna para siempre con su poder, sus ojos vigilan las naciones; ¡Que los rebeldes no se levanten contra él! Pausa
    8. Bendice a nuestro Dios, oh pueblo, haz resonar el sonido de su alabanza;
    9. fue él quien preservó nuestras vidas al evitar que nuestros pies se resbalaran.
    10. Para ti, oh Dios, nos has puesto a prueba y nos has refinado como la plata.
    11. Nos has hecho caer en una trampa y has colocado cargas sobre nuestras espaldas.
    12. Dejaste a los enemigos cabalgar sobre nuestras cabezas; pasamos por fuego y agua, pero nos trajiste a un lugar de abundancia.
    13. Iré a tu templo con holocaustos y cumpliré mis votos.
    14. juraron mis labios y mi boca habló cuando estaba en problemas.
    15. Te ofreceré animales gordos para una ofrenda quemada; Sacrificaré carneros, cuyo humo se acercará a ti, y también toros y cabras. Pausa
    16. Ven y escucha, todos los que temen a Dios; Te diré lo que hizo por mí.
    17. Le grité con los labios; Lo alabé con la lengua.
    18. Si atesorase el pecado en mi corazón, el Señor no me escucharía;
    19. pero Dios me escuchó, escuchó la oración que le dirigí.
    20. ¡Alabado sea Dios, que no rechazó mi oración ni me quitó su amor!

    Sábado: El Salmo del día ayuda a escapar de la traición y la murmuración. Para cerrar el ciclo de bendiciones y protecciones, haga el Salmo 40:

    1. Puse toda mi esperanza en el Señor; se inclinó y escuchó mi grito de ayuda.
    2. Me sacó de un pozo de destrucción, de un charco de lodo; Puse mis pies en una roca y me sostuvo en un lugar seguro.
    3. Me puso una nueva canción en la boca, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán esto y temerán y confiarán en el Señor.
    4. ¡Cuán feliz es el hombre que confía en el Señor y no persigue a los orgullosos, a los que se apartan para seguir a dioses falsos!
    5. Señor mi dios! ¡Cuántas maravillas has hecho! ¡Los planes que ha preparado para nosotros no pueden ser reportados! Quería proclamarlos y anunciarlos, ¡pero son demasiado numerosos!
    6. No pediste sacrificio ni ofrenda, pero abriste mis oídos; ofrendas quemadas y ofrendas por el pecado, no exigiste.
    7. Entonces dije: ¡Aquí estoy! El libro está escrito sobre mí. Tengo una gran alegría al hacer tu voluntad, Dios mío; Tu ley está en lo profundo de mi corazón.
    8. Proclamo la noticia de la justicia en la gran asamblea; como sabes, Señor, no cierro los labios.
    9. No escondo tu justicia en mi corazón; Hablo de tu fidelidad y tu salvación. No escondo tu fidelidad y tu verdad de la gran asamblea.
    10. No me niegues tu misericordia, Señor; que tu amor y tu verdad siempre me protejan.
    11. Por innumerables problemas me rodean y mis fallas me han llegado, y ya no puedo ver. Son más numerosos que los pelos de mi cabeza, y mi corazón se ha desanimado.
    12. Estás complacido, Señor, de liberarme; Date prisa, Señor, para ayudarme.
    13. Que todos los que buscan quitarme la vida sean humillados y frustrados; Que aquellos que desean mi ruina regresen con desprecio.
    14. Los que se burlan de mí están conmocionados por su propia desgracia.
    15. Pero que todos los que te buscan se regocijen y se regocijen en ti; siempre diga a los que aman su salvación: “¡Grande es el Señor!”
    16. En cuanto a mí, soy pobre y necesitado, pero el Señor se preocupa por mí. Eres mi ayuda y mi libertador; Dios mío, no te demores!

    Ahora que tiene un salmo diario para su semana, lea también:

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *