Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Conoce algunos salmos para meditar

    El salmos para meditar sirven para ponernos en contacto con lo divino, para que podamos percibir la grandeza del universo y el poder que tiene sobre nosotros. Ya sea para reflexionar sobre sus actitudes o para apreciar la belleza de la vida, siempre tenga una en la mano y tenga en cuenta que su corazón estará lleno de fe y esperanza.

    Hermosos salmos para la meditación

    Primer salmo para meditar – Salmo 8

    “¡Oh Señor nuestro Dios, qué glorioso es tu nombre en toda la tierra!
    Su majestad se extiende triunfante sobre todos los cielos.
    Los elogios provienen de la boca de los niños y los pequeños que confunden a tus oponentes,
    y reduce a tus enemigos al silencio.
    Cuando miro el firmamento,
    el trabajo de tus dedos, la luna y las estrellas que has fijado allí:
    “¿Qué es el hombre?”, Me digo entonces,
    “¿Pensar en él?
    ¿Qué son los hijos de Adán para que los trates?
    Mientras tanto, lo hiciste casi como los ángeles, lo coronaste con gloria y honor.
    Le has dado poder sobre las obras de tus manos, le has sometido todo el universo:
    Rebaños y ganado,
    e incluso los animales salvajes,
    pájaros del cielo y peces de mar,
    todo lo que se mueve en las aguas del océano “.
    Oh Señor nuestro Dios, qué glorioso es
    tu nombre en toda la tierra!

    Segundo salmo para meditar – Salmo 37

    “Me dije a mí mismo:” Velaré por mis acciones para no pecar más con la lengua.
    Pondré freno a mis labios, mientras el malvado está delante de mí ”.
    Me quedé sin palabras, pero fue en vano, porque mi dolor aumentó.
    Mi corazón ardía dentro de mí
    mi pensamiento se encendió como el fuego y luego comencé a hablar:
    “Hazme saber, Señor, hasta mi fin, y el número de mis días, para que pueda ver
    que efímero soy.
    El ancho de la mano: esta es la medida de mis días.
    Ante ti mi vida es como nada;
    todo hombre no es más que un cuerpo “.
    De hecho, el hombre pasa como una sombra; en vano está agitado;
    montones, sin saber quién lo recogerá.
    Y ahora, Señor, ¿qué puedo esperar?
    Mi confianza está en ti.
    Líbrame de todas las faltas
    no me abandones a la risa de los tontos.
    Me callo, ya no abro la boca, porque ustedes son los que operan.
    Mantén este flagelo lejos de mí, porque sucumbiré al rigor de tu mano.
    Cuando castigas a un hombre haciéndole sentir su culpa, consumes, como lo haría la polilla,
    Lo que es más caro.
    En verdad, solo una respiración es el hombre.
    Oye, Señor, mi oración,
    escucha mis gritos
    No seas insensible a mis lágrimas.
    Ante ti no soy más que un viajero,
    un peregrino, como lo fueron mis padres.
    Mantén tu ira lejos de mí
    para que respire
    antes de que me dejes para no volver.

    Date cuenta de cómo los salmos para meditar ponen las situaciones en otra perspectiva, por eso es tan importante leerlas con frecuencia. Para recordarnos nuestro tamaño y nuestra verdadera misión aquí en la tierra.

    Lea también:

    Descubre el significado de soñar con la traición

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *