Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Aplica energía de color a la decoración de tu hogar

    Hay muchos elementos utilizados para crear un entorno, y los colores están presentes en todos ellos. Pocas personas lo saben, pero los colores tienen energía que favorece el lugar donde se aplican.

    Por lo tanto, si está pensando en pintar las paredes de su hogar o cambiar la decoración del ambiente, trate de conocer la energía de cada color. Feng shui puede ayudarlo a conocer y aplicar el color correcto en cada entorno.

    ¿Por qué usar Feng Shui y energía de color en tu hogar?

    Los colores tienen efectos variados, pueden servir tanto como elemento estético como para fines terapéuticos.. Las sensaciones que cada uno de ellos transmiten pueden dejar un ambiente más agradable, acogedor o más atractivo.

    Pero si se usa de manera incorrecta, los colores pueden hacer que el lugar se sienta pesado, alejando a las personas. Por lo tanto, es ideal que conozca la energía de los colores y sepa dónde aplicarlos.

    Los colores y sus energías.

    Para recordar el oro, el color representa la riqueza. Estimula el intelecto, la concentración y la comunicación. Su uso acelera la energía del medio ambiente, por lo que genera alegría a quienes lo frecuentan.

    Su aplicación de manera adecuada también aumenta el apetito. Es un color vivo que solo atrae buenas energías. Para un uso correcto, colóquelo en salas de estudio, cocinas y entornos de interacción social.

    La esencia del color azul está en la energía que transmite tranquilidad y armonía. Pero como hay variaciones de tonos, cada uno es más adecuado para un entorno.

    El azul oscuro está más del lado de la sabiduría y la intuición, por lo que su energía se aplica mejor en habitaciones, bibliotecas y lugares de meditación. El Feng Shui considera que el azul claro es un color que promueve la espiritualidad, la juventud y la paz. Con un tono similar al del agua, se ve muy bien en baños y áreas de piscina.

    El color de la pureza, blanco, simboliza la paz, la limpieza y la frescura. Se puede usar en cualquier lugar, pero siempre debe estar asociado con otros colores, para no tener un efecto negativo.

    El blanco mezclado con un tono brillante se puede usar en la cocina, el dormitorio, el baño y el área de lavandería. En todos los casos, debe haber un equilibrio entre los elementos del entorno, y esto se logra con imágenes y adornos.

    Aquellos a quienes no les gusta el color claro, porque piensan que deja la casa vacía y fría, pueden optar por usar el blanco solo en el techo, en marcos y muebles.

    Compuesto por la mezcla de opuestos: blanco y negro, el gris es un símbolo de equilibrio y puede usarse de diferentes maneras. Si, por un lado, parece triste, por otro, representa modernidad y elegancia.

    Su energía sobria ayuda a calmar los lugares más agitados, como la sala de estar, y también se puede aplicar en las salas de estudio. Los tonos de gris varían entre grafito, plata y hielo. Para una composición moderna y alegre, equilibre el color con tonos más vivos.

    El color de la creatividad, además de ser estimulante, también es visualmente agradable. Representando el elemento fuego, el naranja transmite energía favorable al coraje, el intelecto y las actividades creativas.

    El tono es ideal para entornos sociales en la casa, como sala de estar, cocina y balcón. Como también fomenta la comunicación, debe evitarse en entornos de estudio y salas de reuniones.

    En Feng Shui, el color negro está asociado con el agua. A pesar de esto, carece de la ligereza y naturalidad del elemento, por lo que debe aplicarse con cuidado. Su energía estimula el intelecto y lo espiritual, además de generar sofisticación para el medio ambiente.

    Debido a que es un color muy fuerte, no puede usarse en ningún lado. Demasiado deja el ambiente triste, sombrío y tiende a generar pesimismo en las personas. Evite usarlo en la cocina, el dormitorio y en lugares de interacción. Lo ideal es aplicar el negro en la combinación clásica con tonos blancos o grises, para hacer que el lugar sea moderno.

    Los tonos rosados ​​representan amor, ternura y romance. Es un color puro, porque tiene blanco en su composición, pero también contiene una energía suave yang, que proviene del rojo.

    Su uso siempre se asocia con lugares delicados y femeninos, pero los diversos tonos de rosa permiten su uso en salas de estar y habitaciones dobles, lo que aumenta la energía del amor y hace que el lugar sea más moderno.

    La mezcla de azul y rojo hace que el púrpura sea un color que genera un equilibrio entre la emoción y la razón. Su energía transmite poder y conecta el medio ambiente con las energías de la compasión y la fe.

    Común en los detalles de la iglesia, el color también se puede usar en hogares y entornos de trabajo, pero se debe tener cuidado de no dejar el lugar vulgar. Utilizado en combinación con blanco o gris, el color puede hacer que los detalles de la habitación, la sala de estar e incluso el baño sean mucho más encantadores.

    El color de la armonía está asociado con la naturaleza, la vida, la energía y el crecimiento. Es una buena sombra para entornos familiares y, si se aplica suavemente, es perfecta en hospitales y lugares de meditación y terapia.

    Debido a que también es un color que estimula la esperanza y alivia el sistema nervioso, debe usarse en las habitaciones de los niños para transmitir energía positiva.

    El rojo es el color de la fuerza, la energía y la pasión. Transmite vitalidad y calidez a los ambientes, además de aumentar la autoestima de las personas que los atienden.

    Al estar vinculado al elemento fuego, resulta ser un color muy estimulante, por lo que debe usarse con cuidado. Para evitar irritaciones o nerviosismo, aplique rojo en pequeñas dosis en la habitación de la pareja, en el comedor y en la cocina.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *