Entradas recientes

Amabilidad para que el vecino se mueva y puedas recuperar la paz.

Si está cansado de su vecino, puede ser el momento de darle un empujón para que lo mueva, preferiblemente lejos de usted. No existe un recurso físico para hacer que el vecino se mueva, con miras a la libertad individual. Pero puedes hacer el simpatía por el vecino para moverse y deja que el universo haga el resto, a través de las energías y la espiritualidad.

Razones para hacer que el vecino simpatice

No siempre tenemos la suerte de vivir en un buen vecindario. Hay algunos tipos b√°sicos de vecinos. Siempre conocemos a algunos que son realmente geniales, otros que son neutrales y otros que realmente molestan. Es lo √ļltimo de lo que debe preocuparse. Pueden hacer de tu vida un infierno.

La simpatía para que un vecino se mude debe usarse con cuidado. Cuando vivimos en una comunidad, debemos respetar las diferencias, especialmente las que conciernen a la cultura. La razón para querer que el vecino se mueva debe ser válida, es decir, algo que realmente requiere tomar una posición. El mero hecho de que no le guste el vecino puede no justificar la simpatía.

Hemos separado algunas razones que pueden sugerir el uso de la simpatía para que un vecino se mueva. Si su caso se ajusta a alguno de los siguientes, puede ser hora de pedirle al universo que envíe a ese vecino. Después de todo, nadie merece un vecino insoportable.

Deshazte del vecino ruidoso

Una de las principales razones que llevan a las personas a buscar simpatía para que un vecino se mueva es el ruido. Muchos de ellos exageran cuando tienen fiestas, molestando a todos los que viven en el vecindario. En esta situación, lo mejor es tratar de hablar con el vecino y, con educación, pedirle que no use el sonido fuerte durante los períodos de descanso, por ejemplo.

Deshazte del vecino del chisme

El chisme es un mal h√°bito, ya que puede terminar generando intriga entre los miembros de una comunidad. El vecino chismoso es aquel que habla demasiado y dice m√°s de lo que deber√≠a, difundiendo mentiras sobre todo y sobre todos. Son vecinos muy molestos, porque nunca se dan cuenta de que est√°n haciendo algo mal. Hable acerca de otras personas sin siquiera estar interesado en este tipo de ¬ęnoticias¬Ľ.

Deshazte del vecino alegre

Desafortunadamente, hay muchos vecinos cachondos por ahí. Alguien que siempre está mirando, haciendo comentarios inconvenientes, afectivos e incluso sexuales. Vecinos que terminan generando una situación de miedo, porque nunca sabemos lo que piensan o planean hacer. En este caso, tan importante como simpatizar con que un vecino se mueva es tener mucho cuidado y hacer ese informe el día que sienta que ha cruzado la línea. Y no tengas miedo, recuerda que el acoso sexual es un crimen!

Deshazte del vecino envidioso

Algunas personas no se contentan con cuidar sus propias vidas y siempre deben estar hablando de las vidas de los dem√°s. Adem√°s de los chismes, son envidiosos, elogian, juzgan e imponen sus propias reglas sobre la vida de los dem√°s. Tambi√©n se les conoce como hip√≥critas o moralistas. El vecino t√≠pico que sonr√≠e al frente y apu√Īala por la espalda. Siempre es bueno evitar un vecindario con este perfil de personas. Pero, si ya vives con vecinos as√≠, haz que el vecino simpatice y se mueva.

Todos los casos anteriores se pueden resolver mediante la simpatía de un vecino para moverse. El consejo es que intentes, siempre que sea posible, hablar con el vecino. En algunas situaciones, puede ser que todo sea solo un malentendido, un ruido en la comunicación y que una de las partes se haya expresado mal y al final sea una buena persona. Pero, si no, simpatiza y deshágase de él de una vez por todas.

Para darse cuenta de esta simpatía, necesitará:

  • 1 pimiento rojo de ni√Īa;
  • 1 caja de zapatos;
  • 1 piedra del tama√Īo de tu mano, que cabe en la caja;
  • 1 metro de cinta roja, para poder atar la caja;
  • 1 metro de l√≠nea negra;
  • 1 papel (para escribir el nombre del vecino) y
  • 1 bol√≠grafo negro.

Separe todos estos materiales y siga los pasos a continuación:

En la caja de zapatos, escriba cualquier direcci√≥n que est√© lejos de donde vive su vecino. Puede estar en otra ciudad o incluso en otro estado. Cuanto m√°s lejos mejor. Escriba la direcci√≥n completa, con calle, n√ļmero, vecindario y todo lo que pueda.

Tome el pedazo de papel y escriba el nombre de su vecino. Envuelva la pimienta con este papel y aseg√ļrela con el hilo negro, atando bien. El papel con el pimiento debe colocarse dentro de la caja de zapatos. Antes de cerrar la caja, tambi√©n coloque la piedra dentro de ella. Cubra la caja y ate con la cinta roja. Debe hacer un total de siete nodos al final.

Para que la amabilidad del vecino se mude, debes tomar la caja y tirarla a un río de agua corriente, para que se lleve lejos. Tan pronto como se tome la caja, su vecino sentirá un fuerte deseo de moverse. Y finalmente estará libre de todos los problemas que estaba causando. Si el diálogo no se resuelve, prueba esa simpatía.

Vea también la poderosa amabilidad del video:

Ahora que sabes el simpatía por el vecino para moverse, también echa un vistazo a:

A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *